7 causas de calores súbitos

 Director: Andres Páez Chavira               Chihuahua, Chih., Viernes 01 de Agosto del 2014

7 causas de calores súbitos

  El aumento de temperatura frecuente, conocida también como calores súbitos, son una sensación repentina del calor intenso sobre la cara, principalmente y el cuerpo superior (cuello), que es acompañado a veces de enrojecimiento de la piel y sudor.<br><br>Este aumento de temperatura repentino puede durar unos cuantos segundos o cerca de una hora, está acompañado por lo general de sudoración, palpitaciones, náusea, ansiedad, mareo y debilidad, y algunas veces terminará con un frío igual de repentino.<br><br>Controlamos nuestra temperatura del cuerpo dilatando y constriñendo nuestros vasos sanguíneos para regular el flujo de la sangre a través de nuestro cuerpo tratando de mantener calientes a los órganos, pero la piel fresca. No obstante, cuando algún factor modifica la temperatura interna o de la piel, o bien se afecta la circulación, entonces se producen los calores súbitos o ese aumento de temperatura.<br><br>La principal causa del aumento de temperatura repentino se registra de manera hormonal en las mujeres, como parte de los síntomas de la perimenopausia, menopausia y postmenopausia; cuando el estrógeno no es suficiente, las áreas de su cerebro que regulan su temperatura del cuerpo controlando la dilatación y la constricción de los vasos sanguíneos.<br><br>Además, según los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, otros aspectos medioambientales, medicinales y nutricionales pueden contribuir en la frecuencia y la fuerza con la que ocurren estos calores por la forma en que se afecta la regulación de la temperatura y la circulación, tales como:<br><br>1. Emociones fuertes<br>2. Cambios bruscos de temperatura<br>3. Afecciones en la piel (rosácea)<br>4. Infecciones urinarias<br>5. Medicamentos para control de la diabetes y colesterol<br>6. Alimentos picantes, consumo de alcohol<br>7. Fiebre alta<br><br>En el caso de aumento de temperatura originado en la menopausia, el estrógeno ha sido el tratamiento posible más común, sin embargo puede tener varios efectos secundarios. Un tratamiento alternativo de los calores súbitos son los isoflavonas, que no tiene efectos secundarios.<br><br>Evitar los alimentos picantes y cafeínas y las bebidas calientes, pueden disminuir el número de calores súbitos. Beber agua fría también puede combatir el aumento de temperatura repentino. Asimismo, el ejercicio y la relajación también reducen el número y la intensidad de calores súbitos.<br><br>